La Mano

Publicado en: Equipos | 0

La Mano

HISTORIA

 

La historia de La Mano, la hermandad japonesa clandestina de asesinos ninjas, se remonta al siglo XVI, cuando Japón empezaba a recibir un flujo importante de mercaderes occidentales. En el año 1575, en la isla japonesa de Kyushu se produjo el asesinato que desencadenaría años después el nacimiento de La Mano. Kagenobu Yoshioka, el hijo de un samurai fallecido, presenció como su madre estaba siendo abusada por un portugués. Empuñando la horquilla del cabello de su madre, Yoshioka mató al hombre. Sabiendo que la condena por la muerte de un extrangero, aunque fuera en legítima defensa, estaba castigada con la muerte, la madre decidió asumir la responsabilidad del crimen para que su hijo viviera. Mientras los guardias se llevaban a su madre, ésta dejó la marca de su mano manchada con la sangre del fallecido en el pecho del chico. La escena no pasó desapercibida a los ojos de Ishiyama, el maestro de una célebre escuela de artes marciales, que vio en la fuerza y furia del chico un espíritu apropiado para el arte de la guerra y decidió acogerlo en su escuela interpelando ante el inspector Imagawa. Yoshioka llevó la marca de su madre como emblema de su origen y se convirtió en el mayor guerrero de la escuela Ishiyama. Cuando el maestro murió, Yoshioka, que había estado perfeccionando su arte a lo largo y ancho de Japón, lo sucedió en el mando de la escuela como era la voluntado de Ishiyama, aunque hubiera sido Daisuke Sasaki, el segundo mejor alumno de la escuela, quien viviera siempre en ella y acompañara en los últimos años al maestro. Por este motivo Sasaki siempre alvergó resentimiento hacia Yoshioka, si bien se convirtió en la segunda persona más importante de la escuela no lo substituyó como maestro de la misma. Con Yoshioka al mando, decidió emplear sus recursos para fundar una organización que debería velar por el espíritu de Japón ante la corrupción que suponía la llegada de extrangeros, como los daymos, los señores feudales de la época, tenían miedo del poder que eran capaces de reunir las escuelas de artes marciales, decidieron limitar el número de sus alumnos, por ello Yoshioka se vio obligado a reunir las varias escuelas en la clandestinidad. El grupo se llamó La Mano, ya que englobaba representates de las cinco islas principales de Japón que, como dedos de una mano, juntos ejercerían mayor fuerza. Con fuerza fanática, el poder de La Mano pronto se extendió por todo Japón. Cuando Yoshioka decidió aceptar a Eliza Martinez, una mestiza hija de un mercader occidental y una japonesa, dentro de la escuela, Sasaki vio en ello la oportunidad para usurpar el poder de Yoshioka. Además, por aquellos tiempos, varios líderes de La Mano se habían convertido ya en líderes vendiendo los servicios de sus ninja a otros japoneses. Complotando con los cuatro otros líderes regionales de La Mano, Sasaki emboscó a Eliza y Yoshioka, quienes lograron matar a gran número de sus adversarios, entre quienes se incluyeron Sasaki y dos de los otros líderes. Cuando Yoshioka quedó herido de muerte le pidió a su amada que terminara con su vida para privar a sus enemigos el placer de hacerlo. Eliza así lo hizo y después se realizó suicidó empalándose con sus propios sais. La fuerza de espíritu de la chica impactó a los dos líderes supervivientes de La Mano, que decidieron que era tan valiosa que bien merecía la ceremonia de la resurrección.

En los años siguientes La Mano siguió al mando de cinco líderes. Se sabe que estos cinco miembros de La Mano adoraban a un dios demoníaco al que llamaban la Bestia. El culto les proporcionaba magia negro y poderosos encantamientos, uno de los cuales aseguraba que si un ninja de La Mano era asesinado, su cuerpo se disolvía, pero su mente no se perdía. En un cierto momento, una de las facciones de La Mano creyó que separándose se convertirían en los mejores sirvientes de la Bestia, de esta forma nació la secta de los Verdaderos Creyentes. Desde ese momento las dos facciones de ninjas han estado en lucha encarnizada entre ellas. Otros viejos enemigos de La Mano son la Casta, un grupo de guerreros místicos que combaten contra ellos para prevenir que obtengan la espada de Yamato-Take, ya que creen que si lo hacen, La Mano puede llegar a dominar todo Japón.

La Mano ha sobrevivido hasta años recientes, interviniendo en la vida política de todo el mundo, y sobre todo en su país de origen, en Japón. La Mano ha colaborado con el gobierno japonés casi en las mismas ocasiones que ha combatido contra él, por ejemplo, La Mano sirvió al gobierno japonés durante la Segunda Guerra Mundial, y esto le llevó a enfrentarse a héroes de esta época, como Lobezno o el Capitán América.

Años más tarde, se unió a La Mano Drake, una discípula de La Casta, que había sido expulsada de la secta por su temperamento agresivo. Si bien Drake pensó que podría infringirles daño y por ello Stick la perdonaría y podría regresar a La Casta, La Mano le tendió una trampa haciéndole matar a su propio hermano en la prueba de ingreso. Al haber caído tan bajo resultó una presa ideal para los ninjas, que la transformaron en una asesina despiadada. Sin embargo, cuando a principios de 1972 La Mano y La Casta se enfrentaron en Luxemburgo Drake mató a cuatro miembros de La Casta, entre los que se encontraba su propio padre. El shock la hizo reaccionar y abandonó el grupo de asesinos trasladándose a Los Ángeles. Allí logró encontrar la paz interior y se convirtió en profesora de artes marciales.

Otra de las pupilas de Stick, el líder de La Casta, fue una joven de origen griego llamada Elektra Natchos. La muerte del padre de Elektra como consecuencia del ataque de unos terroristas, provocó que un fuerte odio anidara en el corazón de la griega, lo que provocó que los senseis de la orden de Stick la expulsaran de su clan. Furiosa con Stick y su sensei, Elektra decidió infiltrarse en la orden de La Mano para impresionar a Stick. Sin embargo, en su primera prueba al servicio de La Mano, estos la obligaron a matar a su antiguo sensei. A lo largo del tiempo, Elektra sirvió a La Mano, y sus oscuros métodos acabaron por corromper a Elektra que se convirtió en una de las mejores asesinas de La Mano. Finalmente Elektra se rebeló contra La Mano, abandonó el clan ninja y comenzó a actuar como agente independiente. Uno de los líderes de La Mano, Jonin, siguiendo la política de La Mano, la cual no permitía que nadie abandonara sus filas, sentenció a Elektra a muerte, aunque los muchos intentos de terminar con la asesina griega acabaron en fracaso.

Con el paso de los años, La Mano intentó hacerse con el control del mercado de asesinos en la ciudad de Nueva York. Este mercado estaba controlado por los hombres de Kingpin, el rey del crimen de la ciudad. Siendo un hombre inteligente como era, Kingpin decidió que mejor que enfrentarse directamente a los ninjas, movió los hilos necesarios para hacer que estos se enfrentaran a uno de sus enemigos más formidables, Daredevil. Así, encargó a Jonin que asesinara a Matt Murdock, el abogado por el que Daredevil había mostrado gran interés (en ese momento Kingpin no sabía que Murdock y Daredevil eran la misma persona). Sin embargo, las actividades de La Mano, y su plan de asesinar a Murdock, atrajeron la atención de Elektra, la cual había mantenido una relación sentimental con Murdock años atrás, y Elektra viajó a Nueva York dispuesta a enfrentarse a La Mano, y proteger de paso a Murdock.

Durante un tiempo, La Mano intentó asesinar a Murdock, quien se defendió como Daredevil, siempre ayudado en la sombra por Elektra. La conjunción de estos formidables enemigos, hizo que Jonin llamara al mayor asesino de La Mano, Kirigi, de quien se decía que no era humano, sino un demonio. Kirigi se enfrentó a Elektra, y tras brutal batalla, Elektra consiguió desembarazarse del asesino, y matar a Jonin, de forma que su principal enemigo en La Mano quedaba eliminado, sin embargo, no le fue tan fácil librarse de Kirigi, al que hubo de decapitar para librarse del mayor asesino de La Mano. Sin embargo, el acabar con sus enemigos en La Mano, no salvó la vida de Elektra, que más tarde fue contratada por Kingpin como asesina, y cuando abanonó este puesto, fue asesinada por el nuevo asesino del rey del crimen, Bullseye.

La Mano no estaba dispuesta a perder a su mayor asesino, y envió a un comando a recuperar el cadáver de Kirigi, para darle sus almas y reavivarlo. Sin embargo, sus movimientos fueron detectados por las agencias de seguridad, que previnieron a SHIELD, que envió a una de sus asociadas, la Viuda Negra, para ver que planeaban. La Viuda Negra se enfrentó a los agentes de La Mano, pero no pudo evitar que estos se llegaran el cadáver de Kirigi, es más, acabó envenenada por una de las armas de los ninjas. La Viuda Negra buscó a su antiguo amante, Daredevil, también herido a consecuencia de una batalla.

La Mano por su parte, intentó asesinar a su gran enemigo, Stick, y envió a sus asesinos para matarlo, sin embargo, Stick se bastó para eliminar a los agentes de La Mano, pero este ataque le previno que los ninjas iban a por él, y mandó la orden de que se reunieran con él en Nueva York, a sus compañeros de clan. Murdock, buscó a Stick para que le curara, el abogado ciego le encontró y Stick le curó.

La Mano, tras el fracaso de sus hombres, procedió a revivir a Kirigi, para recuperarlo como asesino. Aunque esto le costó la vida algunos de sus hombres, que dieron su alma para revivir al asesino, La Mano recuperó a su mejor hombre, al que enviaron contra Stick. La llegada de Kirigi coincidió con la recuperación de Daredevil, pero su intervención no fue necesaria, ya que Stick y sus tres compañeros, Garra, Flecha y Piedra, se bastaron para derrotar a Kirigi, matarlo por segunda vez, y esta vez asegurarse que su cuerpo era destruido {DD 187~ 188}. Entonces, la Viuda Negra llegó al lugar de la batalla, buscando a Matt para que la ayudara, no fue Daredevil, sino Stick, quien usando sus conocimientos de artes marciales, logró curar a la Viuda Negra. No duró mucho la tranquilidad, ya que La Mano, viendo que su asesino había fracasado, decidió dejarse de sutilezas y lanzar un ataque en masa contra Stick y sus hombres, y decenas de soldados de La Mano atacaron a Stick, sus camaradas, Daredevil y la Viuda. El ataque en masa de La Mano parecía destinado a triunfar, Garra fue herido de muerte, y no pasaría mucho tiempo antes que todos cayeran ante el aparentemente infinito número de atacantes. Fue entones cuando Stick se unió a Flecha, para unir su poder para absorber las energías vitales de sus enemigos, esto salvó la vida a su otro camarada, Piedra, y a Daredevil y la Viuda, pero les causó la muerte.

La Mano consideró la muerte de su principal enemigo como un éxito, y se dedicaron a otros objetivos. Uno de ellos era obtener un nuevo asesino, dado que el cuerpo de Kirigi había sido destruido, decidieron recuperar el cuerpo de Elektra, y resucitarlo para que sirviera sus intereses. Piedra, Daredevil y la Viuda intentaron evitarlo, pero de nuevo se enfrentaron a los hombres de La Mano, que a punto estuvieron de matarlos, y pese a la victoria de Murdock y sus compañeros, no pudieron evitar que se llevaran el cuerpo de Elektra. Tras averiguar gracias a Kingpin donde se escondían los sicarios de La Mano, y el templo donde pretendían resucitar a Elektra, Daredevil, Piedra y la Viuda atacaron el lugar, justo cuando había comenzado el ritual para resucitar a la asesina. Enfrentados a innumerables adversarios, los tres luchadores arriesgaron sus vidas para impedir que Elektra se volviera malvada. Sin embargo, pese haber evitado la resurrección completa, La Mano había devuelto parcialmente la vida a la asesina, y Murdock abandonó la batalla para intentar resucitar a su antigua amante, aunque fracasó en su propósito. La marcha de Murdock de la batalla, pudo costarles la vida a sus compañeros, la Viuda fue alcanzada por una flecha, y solo Piedra, herido de muerte, se enfrentaba a los asesinos de La Mano. Solo la llegada de los pistoleros de Kingpin, que acabaron con los asesinos de La Mano, solucionó el problema. Los pistoleros de Kingpin sacaron a la Viuda y a Daredevil del templo en llamas, y solo quedó Piedra, con el cuerpo de Elektra. Piedra se dispuso a destruir el cuerpo de Elektra, sin embargo, cuando iba a matarla, descubrió que Elektra tenía el alma limpia, que los intentos de Murdock por resucitarla la habían "limpiado", viendo innecesario matarla, Piedra terminó el proceso de resurrección, aunque esto le costó la vida. Murdock volvió al templo para intentar salvar a Piedra, pero solo encontró los restos de su cuerpo, y ni rastro del cuerpo de Elektra, que resucitada, había marchado del lugar.

La destrucción de la facción de La Mano en Nueva York, no debilitó a La Mano en absoluto, que siguieron con sus actividades a lo largo del mundo, enfrentándose a algunos héroes, como la Patrulla-X, Lobezno o el Capitán América, pero con la muerte de Stick, ya no había ningún gran rival para el clan de ninjas. Fue por esto, que las alarmas de los líderes de La Mano se dispararon, cuando corrió el rumor que los miembros del clan de Stick, ahora sin líder, buscaban a un niño recién nacido, que podría ser Stick reencarnado. Los soldados de La Mano acabaron con la mayor parte de los pupilos de Stick, reduciéndolos a un puñado. Estos supervivientes marcharon a Nueva York, donde consiguieron reclutar al antiguo pupilo de Stick, Daredevil, para que marchara a Japón junto con ellos. Allí, La Mano atacó a los seguidores de Stick despiadadamente, y en gran número, sin embargo, no pudieron evitar que Daredevil escapara salvaguardando la vida del espíritu reencarnado de su maestro.

La Mano envió a Los Tres, un grupo compuesto por los miembros de élite: Pensamiento, Dolor y Sombra. La misión de Los Tres consistía en reclutar de nuevo a Elektra. En esos momentos, la ex-asesina de La Mano, se encontraba bajo la guía de Drake, una ex miembro de La Mano y La Casta, que había logrado que Elektra cambiara su predisposición a matar. Los Tres mataron a Drake y usaron como rehén a Jeremy Locke, el hombre que había propiciado el encuentro de Elektra con Drake. Elektra, enfurecida, mató a Los Tres, aunque ello costó la vida a Locke.

Cuando Gorgón ingresó en La Mano, pronto prosperó dentro de su organización debido a su devoción y entrega a la causa. La Mano secuestró y asesinó al hijo de Ichiro, un primo de Mariko Yashida, para tender una trampa a Lobezno y apresarlo. Su plan salió bien y La Mano mató y resucitó a Lobezno para convertirlo en un agente de Hydra. Junto al grupo terrorista y el Alba de la Luz Blanca, La Mano inició una campaña nihilista dirigida a neutralizar a SHIELD y conseguir planos de los artefactos de Reed Richards para destruir la vida de la Tierra. Sin embargo, SHIELD logró desprogramar a Lobezno y Elektra, se infiltró en La Mano dejando que la mataran de nuevo y la resucitaran. Los dos irrumpieron en la base de La Mano y destruyeron su cuartel diezmando a la secta de ninjas asesinos.

Pese al severo golpe recibido, La Mano se reorganizó. De nuevo aliada con Hydra, esta vez bajo el mando de Madame Hydra, recogieron al Samurai de Plata que se había fugado de la Balsa, la prisión en la que había estado preso ilegalmente. La Mano e Hydra pretendían usar al Samurai de Plata para sus propios fines, pero éste aprovechó la llegada de los Nuevos Vengadores para liberarse de su control.

La Mano intentó entonces convencer a Fuego Solar para que se uniera a ellos intentando seducirlo con devolverle las piernas mediante implantes cibernéticos de Masanori Kuzuya, pero Apocalipsis intervino llevándose al mutante para convertirlo en uno de sus jinetes.

Cuando Ricadonna se hizo con un microchip capaz de desestabilizar los sistemas de defensa mundiales decidió subastarlo a las mayores organizaciones criminales y terroristas del mundo. Entre los asistentes se encontraban agentes de La Mano, pero la intervención de Misty Knight y Colleen Wing frustró los planes de Ricadonna.

COMPONENTES

elektra
Elektra

Daredevil
Daredevil

Kirigi
Kirigi

Tarántula Negra
Tarántula Negra

Maria Tifoidea
Maria Tifoidea

Kingpin
Kingpin

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.